Inside Job

Título original: Inside Job
Nacionalidad: USA
Género: Sociedad
Director: Charles Ferguson
Año: 2010
Web oficial: http://www.sonyclassics.com/insidejob
 
Argumento:
el documental de Charles Ferguson que desvela las causas de la crisis financiera mundial provocada por las hipotecas subprime y señala a sus responsables. Ganador del Oscar al mejor documental, está narrado por Matt Damon y cuenta con el testimonio de inversores como George Soros y William Ackman, economistas como Nouriel Roubini, Raghuram Rajan y Simon Johnson, y del director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn (el sustituto del huido Rodrigo Rato).
Ferguson señala en su cinta a economistas, ejecutivos de los grandes bancos y políticos, quienes impulsaron la toma de riesgos para obtener mayores rentabilidades en los activos financieros. Cuando el director de la cinta recogió el premio de la Academia de Hollywood comenzó su discurso diciendo “discúlpenme, pero debo arrancar señalando que tres años después de que estallara nuestra horrible crisis causada por el fraude financiero masivo, ni un solo ejecutivo ha sido encarcelado, y eso está mal”.
Fuente texto y más información:
http://elmundano.wordpress.com/2011/03/27/inside-job/

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es bueno aprender y tomar nota de los errores, es incomprensible que ante el terremoto financiero y posterior crisis nada haya cambiado, las prácticas financieras pasadas no han derivado en responsabilidades de ningún tipo y sigue primando el corto plazo y la alta rentabilidad sin valoración de riesgos en la toma de decisiones. Es del todo inconcebible que entidades financeras en tiempos de crisis hayan basado su negocio en algo bien sencillo, apoyados por las autoridades monetarias, testigos mudos de una práctica un tanto diversa. La autoridad monetaria central me presta dinero a un tipo de interés próximo a cero y yo me dedico a comprar deuda soberana a un tipo de entre el 3%-5%, un negocio fácil y rápido, dicho dinero destinado en un primer momento a reflotar la economía y hacer brotar de nuevo la liquidez es empleado por las entidades financieras en su propio beneficio y con un destino un tanto desvíado del principal propósito. Es interesante saber que el ciudadano de a pie no tiene acceso a dicha financiación a interés 0, vaya negocio para todos un beneficio de un 3 o 4% anual sin poner en riesgo mi dinero. Si el Estado llegase a ser insolvente vendrá una autoridad monetaria lo rescatará y cumplirá con los pagos, se pierde por tanto la noción básica del interés bancario, la cual era prestar una cantidad con un compromiso de pago y dicho interés sería mayor o menor en función del riesgo de la operación, ¿Qué riesgo existe en estas operaciones? Ninguno. Los deudores institucionales de deuda soberana nunca sufren un difierimiento en el pago o quita como sucede con empresarios y autonómos en los supuestos de administración concursal. Como mínimo se trata de un juego injusto al que me gustaría estar invitado.

Anónimo dijo...

Siento la redacción de la entrada anterior, no estoy acostumbrado a comentar, si fuese necesario volvería a redactarlo sin mayor problema para facilitar su comprensión.